La importancia de asistir a la escuela

English

MISD kids

Estas pautas fueron redactadas con el propósito de informarles a los padres y educadores del Distrito Escolar Independiente de McKinney sobre las leyes estatales concernientes a la asistencia obligatoria a la escuela. Recuerde, por favor, que esto es solamente un resumen de las leyes y políticas pertinentes a la asistencia a la escuela y que todos los distritos escolares tienen sus propios métodos para manejar problemas afines dentro de los parámetros establecidos por dichas leyes.
Por favor, contacte al (a la) director/a de su plantel escolar o al personal responsable de la asistencia a la escuela si tiene preguntas especificas o muy particulares con respecto a las leyes sobre la asistencia obligatoria a la escuela.

La importancia de asistir a la escuela

¿Qué puedo hacer yo?

¡Valorice la educación y asígnele una prioridad más alta dentro de su familia!   Demuestre una actitud positiva hacia la escuela y haga que los niños vean la asistencia a la escuela como un evento normal en el transcurso de sus vidas, como algo que es de esperarse de su niño/a.  Déjele saber que la escuela es lo más importante en su vida en estos momentos, y que las oportunidades de un buen trabajo en su futuro dependerán de cuan bien él o ella maneja su presente “trabajo” (la escuela).  Ayúdele a desarrollar buenos hábitos de estudio y trabajo y felicítelo/a cuando es exitoso/a. Haga todo lo posible por conocer a las amistades de su hijo/a, ya que en estos momentos esas amistades ejercen más influencia sobre él o ella que usted mismo/a.  Participe personalmente en las actividades de la escuela, asista a los eventos deportivos, vaya a las obras teatrales y conciertos, hágase miembro de la PTA/PTO, trabaje como voluntario/a, lea el boletín de noticias de la escuela.  Entérese de todo lo que está ocurriendo en la escuela.

¿Qué es la Ley de Asistencia Obligatoria a la Escuela del Estado de Texas?

Un niño que tiene por lo menos 6 años de edad, o quien es menor de 6 años de edad pero que anteriormente estuvo matriculado en el primer grado, y que aun no ha cumplido 18 años de edad, está obligado a asistir a la escuela.  Al ser inscrito/matriculado en pre-kindergarten o kindergarten, el niño tiene que asistir a la escuela. (Código de Educación de Texas, Sección 25.085)

¿Hay exenciones en esta ley?

¡Sí!  Las siguientes clasificaciones de niños están exentos de los requerimientos de la asistencia obligatoria a la escuela: (Código de Educación de Texas, Sección 25.086)

I.    cualquier niño matriculado en una escuela privada o parroquial;

II.    el niño es elegible para participar en un programa de educación especial de un distrito escolar bajo la Sección 29.003 y no puede recibir los servicios apropiados en el distrito donde reside el niño;

III.    el niño sufre de una condición física o mental de naturaleza temporera y remediable que causa que la asistencia del niño a la escuela no sea factible, y dicho niño tiene en su poder un certificado emitido por un médico calificado especificando que la condición es temporera, y además cubre el periodo de tiempo que se anticipa durará la ausencia del niño de la escuela debido al tiempo que se tomará para la aplicación y recuperación del tratamiento remedial;

IV.    el niño es expulsado conforme a los requerimientos de la ley en un distrito escolar que no participa en un programa obligatorio de educación alternativa de la justicia juvenil bajo la Sección 37.011;

V.    el niño tiene por lo menos 16 años de edad y:

1.    está asistiendo a un curso de instrucción que lo prepara para recibir un diploma equivalente al de graduación de la preparatoria, (Desarrollo Educativo General – siglas GED, en inglés), y

1.    tiene la autorización del padre o tutor legal para asistir al curso

2.    es requerido que asista al curso por orden de la corte;

3.    ha establecido una residencia separada y aparte del padre del niño, tutor legal, u otra persona que tiene el control legal del niño, o

4.    no tiene hogar según es definido por 42 U.S.C. Sección 11302; o

2.    ha recibido un diploma de la preparatoria o certificado equivalente;

está matriculado en un programa de entrenamiento de Job Corps bajo 29 U.S.C. Sección 2881;

está matriculado en la Academia de Matemáticas y Ciencias de Texas;             

está matriculado en la Academia de Matemáticas y Ciencias de Texas de la Universidad de  Texas en Brownsville

está matriculado en la Academia de Liderazgo en la Humanidades de Texas; o

 está específicamente exento bajo otra ley.

 

¿Qué tal acerca de los días religiosos?

Si su niño no ha sido excusado apropiadamente para estar ausente de la escuela y usted no hace lo requerido para que asista a la escuela durante el periodo especificado por la ley, usted recibirá una advertencia por escrito indicándole que se requiere la asistencia del niño a la escuela inmediatamente. Si, luego de esta advertencia usted, intencionalmente, a sabiendas, temerariamente, o negligentemente no hace lo requerido para que el niño asista a la escuela, usted ha cometido una ofensa criminal.  Esta ofensa puede resultar en la presentación de una queja formal contra usted ante la Corte de Justicia del Juez de Paz en el precinto donde usted reside y en otras cortes locales de justicia, por estar involucrado en la conducta descrita en la Sección 51.013 (b) (2), Código de la Familia. (Código de Educación de Texas, Sección 25.093)

¿Cuáles son las penalidades en estos casos?

Luego de haberse entregado la advertencia, cada día en que el niño continúe ausente de la escuela, o si la corte juvenil ha ordenado que el niño asista a la escuela, puede constituir una ofensa criminal por separado.  Si la corte dicta una sentencia probatoria, la corte puede asignar los términos y las condiciones de la probatoria incluyendo, pero sin limitarse a, requerir que el acusado preste servicios personales en una institución de caridad o educativa como condición de la sentencia probatoria.  La corte puede ordenar que el acusado asista a consejería y/o un programa especial para padres de estudiantes con ausencias no autorizadas que presenta instrucción diseñada para asistir (a los padres) en la identificación de problemas que contribuyen a las ausencias no autorizadas del estudiante y a desarrollar estrategias para resolver dichos  problemas.  La corte también puede ordenar que el padre y/o estudiante pague una multa. (Refiérase al Código de Educación de Texas, Sección 25.093)

¿ Qué ocurre si mi hijo/a llega tarde a la escuela?

Las tardanzas interrumpen la instrucción y crean molestias en el proceso educativo.  Las tardanzas son consideradas como ausencias para los propósitos de la asistencia obligatoria a la escuela.  Los estudiantes tienen que estar en sus asientos asignados cuando suena la señal de las tardanzas.

PRIMARIA:

Se considera que el estudiante ha llegado tarde luego de sonar la campana de las 8:30 a.m.  Los estudiantes que llegan tarde a la escuela tienen que reportarse a la oficina para recibir un pase de tardanza para poder entrar a la clase.  Los estudiantes que llegan después de las 8:30 a.m. (puerta principal cerrada) necesitan que su padre firme en la oficina a su llegada.  Las sanciones disciplinarias por las tardanzas serán determinadas por el plantel escolar (por ejemplo; conferencias con los padres, detenciones, Escuela del Viernes, suspensión en la escuela, etc.)

SECUNDARIA/PREPARATORIA:

Se considera que el/la estudiante ha llegado tarde cuando él/ella no está en el aula cuando suena la campana de las tardanzas.  Las sanciones disciplinarias por las tardanzas serán determinadas por el plantel escolar (por ejemplo; conferencias con los padres, detenciones, Escuela del Viernes, suspensión en la escuela, etc.)

TODAS LAS ESCUELAS:

A los estudiantes que llegan tarde a la escuela habitualmente (20 -30 minutos) después de haber sonado la campana de las tardanzas se les puede encausar por no cumplir con asistir a la escuela, o a los padres también se les puede encausar por impedir la asistencia obligatoria.  El Capítulo 25.094(2) del Código de Educación de Texas expresa que el incumplimiento de asistir a la escuela durante 10 o más días o partes de días dentro de un periodo de seis meses en el mismo año escolar o durante tres o mas días o partes de días dentro de un periodo de cuatro semanas equivale a haber cometido una ofensa criminal y es una violación de los códigos estatales sobre la asistencia obligatoria a la escuela.

¿Qué ocurre si mi niño/a rehúsa asistir a la escuela?

Es un hecho reconocido que los años de la adolescencia son particularmente estresantes para los estudiantes, y el cambio de primaria a secundaria y de secundaria a la preparatoria puede traer consigo comportamientos que no existían anteriormente.  No obstante, deseamos que recuerde que el Distrito Escolar de McKinney está obligado no solo por la ley sino que también por su compromiso hacia el estudiante, de cumplir estrictamente con las leyes estatales sobre la asistencia obligatoria a la escuela y, por consiguiente, presentará una queja por faltar continuamente a la escuela ante la corte municipal de  McKinney, Texas después de la cuarta (4ta) ausencia no autorizada que su niño/a haya tenido dentro de un periodo de 4 semanas o después de la 10ma ausencia dentro de un periodo de 6 meses.   Las ausencias continuadas y otras formas de absentismo crónico de la escuela pueden ser síntomas de problemas más severos, tales como desprecio de sí mismo/a, depresión, incapacidad para hacer nuevas amistades, abuso de drogas y bebidas alcohólicas, presión negativa por parte de sus compañeros, abuso, destrezas académicas deficientes, y dificultades en la familia o económicas.  Cuando aparecen uno o más de estos síntomas, usted puede ayudar si toma una o más de las siguientes acciones:

  1. Verifique las ausencias, evaluaciones bajas en la conducta y las notas en los informes de las calificaciones;

  2. Llame a la escuela si usted piensa que su niño/a ha estado faltando a clases o ha estado ausente continuamente;

  3. Si la escuela le llama, NO TRATE DE ENCUBRIRLO/A simplemente para sacar a su niño/a de apuros. Si lo/la encubre, usted solo le está enseñando que no existen consecuencias cuando él o ella desobedece las reglas.

Recuerde que los adolescentes necesitan padres que se preocupan lo suficiente por ellos como para insistir en el cumplimiento de las reglas y para estar disponibles para ayudarles en todo lo que sea posible cuando sea necesario.